Menu
LeBron 93 - 89 gana la NBA en casa de Curry

LeBron 93 - 89 gana la NBA en casa …

Los Cavaliers de LeBron e...

Chile goleó 7-0 a México

Chile goleó 7-0 a México

Con goles de Sánchez, Puc...

PEI anuncia detención de Francisco Bueno Ayup

PEI anuncia detención de Francisco …

La Procuraduría General...

Pistorius pasaría 15 años en prisión tras ser culpado de asesinato

Pistorius pasaría 15 años en prisió…

Todo un ídolo en su paí...

Arely López Navarro dirigirá el Instituto de Transparencia Informativa

Arely López Navarro dirigirá el Ins…

Mejor visión de la transp...

Falcons 37, Packers 43; tdo bien para Green Bay

Falcons 37, Packers 43; tdo bien pa…

Aunque Halcones de Atlant...

Green Bay gana 26 - 21 a Nueva Inglaterra

Green Bay gana 26 - 21 a Nueva Ingl…

En algo como lo que podrí...

“Clausuran” edificio del PRI en Sonora por Ayotzinapa

“Clausuran” edificio del PRI en Son…

HERMOSILLO, Son.- Integra...

Beltrones, ¿Nuevo Secretario de Gobernación?

Beltrones, ¿Nuevo Secretario de Gob…

El senador Ernesrto Ruffo...

Alianza PAN - PRD sigue adelante en Sonora

Alianza PAN - PRD sigue adelante en…

El líder en la entidad, J...

Prev Next

Plan B, continuidad de operaciones Destacado

Con buena cara Con buena cara

El impacto de los desastres sobre el desarrollo social y económico de un país no depende solamente de la intensidad del fenómeno que lo impacta, está directamente relacionado con nuestro nivel de preparación. Los escenarios de peligro se originan a nivel local por lo que entre mejor preparados nos encontremos para enfrentar estos riesgos, menor los daños que habremos de reportar ante la ocurrencia de un desastre. La reducción de riesgo de desastre es sin excepción, una responsabilidad de todos, pero también es una prioridad que no obtendrá frutos significativos sin el esfuerzo concurrente organizado y solidario de cada Individuo, de cada organización, de cada comunidad, de cada pueblo, municipio, región, estado.
De acuerdo con la más reciente Evaluación Global sobre la Reducción de Riesgo de Desastres (GAR, 2013), en los últimos años se han registrado pérdidas económicas directas que superan los 100 mil millones de dólares. Se tiene previsto que los daños ocasionados por terremotos y vientos ciclónicos asciendan a 180 mil millones de dólares americanos, cifra que no contempla el costo local de los desastres que afecta organizaciones públicas y privadas por igual debido a inundaciones, aludes, incendios y tormentas o interrupciones de las organizacionales de la sociedad.
El mundo globalizado en el que hoy vivimos ofrece oportunidades de crecimiento y desarrollo, las dependencias e interdependencias generadas por esta dinámica globalizadora (de los mercados financieros y la cadena de suministros) nos lleva también a compartir nuevos riesgos. Debido a ello, hoy el impacto adverso de un desastre a nivel local puede llegar a traspasar fronteras y tener un impacto igual de desfavorable en otras regiones del mundo. Los esfuerzos por mitigar el impacto negativo de los desastres son cada vez mayores y cada vez más requieren de un enfoque glocal1 que sume, de las organizaciones públicas y privadas, a la coordinación de esfuerzos en la reducción de riesgo de desastre.
Hoy, las empresas privadas no solo deben prever aquellos riesgos que enfrentan continuamente debido a su ubicación geográfica, sino de la vulnerabilidad ante una economía globalizada y a una cadena de suministros cada vez más intercomunicada. Por su parte la autoridad local debe trabajar para proteger la infraestructura crítica, y garantizar la provisión de servicios necesarios para el funcionamiento de la sociedad ante la ocurrencia de un desastre, teniendo como base el funcionamiento de las organizaciones privadas. Por ello, las empresas del sector privado deben ser vistas como un aliado clave de las instituciones de gobierno por su rol estratégico en los trabajos de recuperación de una comunidad y de su gente. El trabajo coordinado y la suma de esfuerzos de los sectores público y privado por construir esquemas de resiliencia institucional a través del concepto de continuidad –proceso que nos permite garantizar la operación y funcionalidad de organizaciones públicas y privadas a nivel local- contribuyen a garantizar el desarrollo de nuestras comunidades. Es que juntos, organizaciones públicas y privadas generarán condiciones que garantizan capacidades institucionales para el funcionamiento básico y de coordinación entre sectores que permiten no interrumpir la continuidad del desarrollo económico, político y social.
Es importante reconocerlo, ningún gobierno, ningún grupo de la sociedad, y ninguna persona puede atender de manera aislada e independiente el impacto negativo de los desastres, por lo que el trabajo debe ser permanente: los riesgos están en constante cambio, su identificación y análisis se convierten en una tarea de todos los días, el reto: la aparición de nuevas amenazas y riesgos. Enfermedades que viajan a la misma velocidad que un jet, conflictos armados en medio oriente, Asia y Europa o la actividad volcánica que modifica rutas de navegación, nos recuerdan la importancia que desde la alta dirección de las organizaciones o del liderazgo político de los gobiernos se debe dar al continuo seguimiento y análisis del ámbito internacional.
Nadie está exento de verse afectado: no lo está el trabajador de una fábrica, el empresario, el ganadero-el agricultor, no lo está el estudiante, el médico, el profesionista, no lo está la organización que hace trabajo comunitario pero tampoco lo está la estructura de gobierno. El trabajo conjunto propicia identificar los riesgos que enfrentamos todos y así poder definir las acciones que fortalezcan un esquema de seguridad integral para y con la población.
El concepto de Continuidad en sus tres niveles –de operaciones, de gobierno y del desarrollo- es una herramienta para la reducción de riesgo de desastres. Es también, el espacio natural, el terreno fértil para la construcciones de alianzas público-privado en donde el trabajo coordinado entre sectores reconoce el riesgo compartido y contribuye a la estabilidad y desarrollo de la sociedad.
_______________________

Presentación del estudio auspiciado por el Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe (SELA) Continuidad de Operaciones (COOP) y Continuidad de Gobierno (COG): Guía de implementación para gobiernos y empresas locales, documento base del III Seminario Regional “Alianzas entre el sector público y privado para la gestión del riesgo de desastres. Continuidad de gobierno y continuidad de negocios y operaciones ante situaciones de desastres en América Latina y el
Caribe: Avances y experiencias desde la perspectiva desde los gobiernos y las empresas locales”.
Este documento que se propone despertar la discusión sobre la adopción de políticas de continuidad como herramienta para la reducción de riesgo de desastres (RRD) y perfilarse como un instrumento, una guía para la adopción de una estrategia de continuidad en los sectores público y privado a nivel local que nos permita minimizar el costo de futuros desastres y contribuir al continuo desarrollo de nuestras comunidades.

Documento disponible en:

http://www.sela.org/attach/258/EDOCS/SRed/2014/09/T023600006059-0-Continuidad_de_Operaciones_y_Continuidad_de_Gobierno_-_Guia_de_implementacion.pdf

Mi más sincero agradecimiento

Continuidad de Operaciones (COOP) y Continuidad de Gobierno (COG) para gobiernos y empresas locales

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba